Conectarse

Recuperar mi contraseña



¿Tienes alguna duda personal? ¿Ha surgido un problema? ¿Algo no te ha quedado claro? ¡Comunicate con el staff! No tenemos problemas en ayudarte, para eso estamos.







En Holywell City, ubicada en el condado de Berkshire en Inglaterra, el cese de las frescas brisas y nevadas anuncia que el invierno ya está terminando. La primavera trae consigo un pequeño aumento de temperatura y el aumento de las lluvias.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Jue Abr 03, 2014 9:53 pm.
2gy82za.jpg


Hombres:
Mujeres:

D. de Fundadores:
D. de Ciudadanos:
D. de Extranjeros:

Flia. Leavold:
Flia. Hansen:
Flia. Miller:
Flia. Farrimond:

Cassandra M. Rogers

Ir abajo

Cassandra M. Rogers

Mensaje por Cass M. Rogers el Dom Feb 16, 2014 3:19 am



Rogers, Cassandra M.
Holliday Grainger
» NOMBRE COMPLETO: Cassandra Mae Rogers
» APODOS: Cass
» EDAD: 25 años
» ORIENTACIÓN SEXUAL: Heterosexual
» IDEOLOGÍA: Leavold
» GRUPO: Descendiente de Fundadores
descripción psicológica
we can pray for sunny weather, but that won’t stop the rain
Escéptica, no sólo en el sentido de que no cree en lo que le dicen si es algo demasiado genial sino que tampoco cree en los milagros, la suerte o el karma. ¿Para qué desearle suerte a alguien que no se ha molestado en estudiar para el examen? Las cartas ya están echadas, de nada sirve “darle buenas vibras”. Y así mismo cuando se reúnen para rezar porque algo suceda, como que los damnificados por un terremoto en la otra parte del mundo puedan salir adelante. Eh, no, si no hacen algo tangible es muy difícil que puedan salir adelante, las cosas no caen de los cielos de repente. No la malinterpreten, es anglicana y cree en Dios y todo lo que le han enseñado, pero no puede creer que las cosas vayan a suceder de la nada. O lo haces tú o no pasará.

Es una chica genuina, lo que ves es lo que obtienes ¿no? Aunque no siempre lo fue, especialmente en su época de instituto, cuando la apariencia era más importante que lo que había dentro. Con los años y con la universidad logró abrirse y empezar a mostrarse tal como era, llegando a ser lo que es hoy, una chica a la que a la primera ya sabes cómo es y que no está esperando a que la conozcas cada día un poco más. No hace cosas que no le salgan del corazón, a lo que se suma otra característica propia de Cass, que es la vida sin preocupaciones que vive. Muchos dicen ser libres de espíritu y blah blah blah, ¿cuántos realmente lo son? Cuéntala entre esos, porque ella verdaderamente no hace nada que no sienta, tal como dije antes. Hay días en los que le da por arreglarse antes de ir al trabajo y otros en los que pareciera que la arrolló un auto en su camino a la estación de trenes. Quizás la veas bailando por ahí, en la vereda de la tienda que está pasando su canción favorita, o tal vez te la encuentres en un concierto cantando a todo pulmón, como si la vida se le fuese en ello.  Y así como siente las cosas, hay que destacar que sus sentimientos no son suaves ni le pasan desapercibidos, es totalmente destructiva en este aspecto. ¿A qué me refiero? Bueno, alguien normal piensa, oh, ¡me gusta!, mientras que Cass abre la ventana y grita ¡LO AMO!, incluso si lo vio una sola vez en la fila del supermercado. Y hablando de ser destructiva, están esos ataques de responsabilidad destructivos que le dan a veces, en los que lo único que hace en el día es limpiar el lugar en el que vive. Pone todo patas para arriba y comienza, y mejor no te cruces en su camino, que sin problemas te pone de ayudante. Esto en realidad sucede pocas veces, el resto del tiempo es capaz de ir pateando la basura a un lado para no ensuciarse los pies.

Pocas personas son tan entusiastas como Cass cuando algo le gusta. Es algo que aprendió de haber sido miembro del equipo de voley en el instituto, ya que no siempre le tocaba jugar; de hecho, al principio generalmente se quedaba sentada en la banca hasta que alguna se cansaba. ¿Se quedaba por eso de brazos cruzados? ¡Claro que no! Festejaba como la que más, parecía más bien una porrista antes que una jugadora suplente. Y en la cancha era lo mismo, se concentraba en jugar pero no por eso dejaba a un lado esa alegría que parecía guardar para los días que tenían partidos. Contrariamente a esto, Cass resulta ser una quisquillosa de primera, siempre encontrando la más mínima oportunidad para quejarse de algo que quizás no tenga sentido para los demás pero que a ella no le deja respirar en paz. Sea que los cuadros no están alineados o que hay mucho viento para ser un martes, la mayoría de los que conviven con ella por mucho tiempo ya se han acostumbrado a estas cosas, sobretodo porque no es una quejica que no hace nada por solucionar lo que le molesta, sino que se pone de pie y lo arregla. Bueno, a excepción de cuando hay demasiado viento para su gusto, porque para eso tendría que tener un superpoder o ser una diosa.

Cuando no tiene trabajo o ataques de limpieza, es una perezosa profesional. Puede sentarse sin más a ver televisión durante horas y dejar que la vida siga su curso mientras ella envía mensajes apoyando a su artista favorito en The X Factor. Tal es así que si le pides algo que ella ya estaba planeando hacer, las chances que tienes de que lo haga se reducen a cero. Puede estar de lo más cómoda, pensando en sacar la basura, y, oye, quizás ya se estaba incorporando para hacerlo, y vienes tú y le pides que saque la basura. No, hazlo tú. Frugal, come y bebe lo suficiente para pasar sin hambre el resto de la jornada hasta la próxima comida. No ve el punto en comer como una bestia que planea hibernar durante los próximos tres años. Quizás por eso sus visitas al supermercado son un fracaso, ya que considera únicamente aquello que es necesario para sobrevivir durante una semana, sin contemplar snacks o visitas al refrigerador a las cuatro de la mañana.

Once a thief, forever a thief. No cree en las segundas oportunidades, le cuesta horrores el olvidar. Perdonar puede, en general no guarda rencores ni planea venganzas que al final de cuentas le traerán más dolores de cabeza que otra cosa, pero si que no puede sacarse de la cabeza la imagen que se hizo de una persona. ¿Enmendar errores y hacer las paces? No es la clase de trato que Cass ofrecería. Ella es más del, vale, te perdono, pero adiós. Y desaparece de tu vida como si la hubieses pateado fuera y amenazado para que no volviera. Si de peleas se trata, es de la clase de personas que prefiere resolverlas hablando y mostrando una aparente calma, aunque esté más nerviosa que un testigo falso; pondrá las manos en alto, como incitando a parar, e intentará decir algo que suene lógico. ¿Y si empiezan los golpes? En ese caso no puede hacer más que pararse a un lado y observar, porque para eso sí que no sirve. A no ser que le pases una pelota, que a la puntería todavía no la ha perdido.

Servicial, no duda en prestarte una mano si la necesitas, así como tampoco te dejará hacer las cosas solo si ve que no puedes. Recuerda cumpleaños y fechas importantes, pero no le preguntes si recuerda por qué te sentías mal la noche anterior, porque a eso es muy probable que lo haya eliminado de su memoria. No tiene la capacidad de registrar con claridad los gustos ni las cosas importantes de los demás, es capaz de ir de compras y al regresar preguntarte si tu color favorito era el azul, cuando todo el mundo sabe que es el verde. Algunas veces se le escapan frases que suenan como lo más sarcástico del mundo, cuando ella no tenía intención de que así fuese. Vienes y le dices que Tolkien es el autor del Hobbit y ella te responde no me digas, hasta alzando las cejas como si tú recién te enterases del descubrimiento de América. Y luego te pide disculpas, porque no es de quedarse callada si siente que ha hecho algo malo.

biografía personal
:: Hija de los hijos de los hijos de a nadie le interesa cómo sigue. El punto es que su sangre es la misma que la de los Leavold que iniciaron Holywell City, o al menos eso le dicen. Cass prefiere creer que tiene sangre diluida de aquellos Leavold, mas lo importante es que ahí está, el gen de los fundadores. Nació un 30 de agosto, veinticinco años atrás, segunda en edad de entre tres hermanos. Su infancia transcurrió de manera normal, no hay mucho que destacar con respecto a ella, salvo quizás la intromisión de sus padres en hacerles ver cómo el partido de derecha era el que tenía razón y el que mejor le haría a la ciudad. ¿Adivinas? ¡Lo lograron!
 
:: Durante los dos últimos años de instituto integró el equipo de voley femenino en Holywell High, no fue una jugadora prodigio ni excepcional, pero supo ponerle entusiasmo a todo y gracias a ello aprendió que para ganar primero tienes que perder. Puso tal vez demasiado esfuerzo en el deporte, olvidando las asignaturas que tenía que cursar para poder ganarse un futuro. Sí, fue un problema, mas para ese entonces Cass ya comenzaba a ver que la vida sin preocupaciones era más llevadera. ¿Qué problema había con que reprobase un examen o dos? Ella se las ingeniaba para remontarla a finales del semestre. Como en un partido, no te das por vencido porque el equipo contrario haya anotado dos veces, ¿cierto? Aún queda medio juego y puedes poner las chances a tu favor.

:: En esa misma época fue que empezó a trabajar en la cafetería de la estación de trenes. Al principio no querían tomarla, diciendo cosas como que era muy joven, que debía enfocarse en los estudios, que no tenía experiencia, entre otras. Demostró entonces que sí quería el empleo, tal vez por puro capricho o por obtener algo que le habían negado, quién sabe. Los trenes le gustaban, y aquel lugar le producía una sensación de libertad que aún hoy no puede explicar. Es como si la tuvieses justo en tus manos, lo único que te hace falta es comprar el boleto y puedes irte. Estás a un paso de ver el mundo. A un paso de dejar tus raíces atrás. Nueve años más tarde aún sigue trabajando en ese lugar y no hay día en el que se arrepienta de haber insistido.

:: En las vacaciones de verano entre el instituto y la universidad, en la cafetería en la que ya llevaba un tiempo trabajando, conoció a la banda. Eran cuatro, sentados a una mesa y cuchicheando acerca de cuán genial sería poder tocar en el festival. Había pocas personas más en el lugar y ellos tenían su edad, así que se acercó con curiosidad a preguntar de qué iban. Le contaron sus ideas, lo que esperaban lograr y boom, tenían a su fan número uno sentada en la silla libre. La invitaron a algunas actuaciones y por un motivo u otro siguieron quedando para encontrarse. Cass no integra la banda, ni soñarlo, ella no tiene ningún talento musical, pero sí sirve como público de prueba o como esa tía que está metida en un rincón aplaudiendo y que incita al resto de la audiencia a aplaudir. La que los saca de los apuros artísticos, si así se lo quiere.

:: Terminar el instituto supuso una pequeña discusión entre ella y sus padres. Verán, Cass no tenía claro qué era lo que quería. Entre salidas con amigas, fiestas descontroladas y coqueteos con cualquier chico que la mirase más de cinco minutos, no había tenido tiempo realmente de plantarse a pensar a qué se dedicaría por el resto de su vida. Podía ser cualquier cosa, y ella en verdad esperaba a que sus padres lo decidiesen en su lugar, porque todo le parecía interesante y a la vez nada la atrapaba. En otras palabras, quería darse un tiempo para pensarlo, un año para decidir qué le apasionaba. Sus padres eran más liberales que los usuales, mas no por eso se lo permitieron. Así que fue por eso que Cass terminó apuntándose en Matemáticas, después de todo no se le habían dado mal durante el secundario y obtendría un título por estudiarlas durante cinco años más.

:: Con un papel que decía que era licenciada en una mano y una cámara fotográfica en la otra, Cass y la banda dejaron Holywell durante un año para conocer la famosa América de la que tanto habían leído y escuchado en la estación de trenes. Se tomaron su tiempo para conocer las ciudades que más les llamaban la atención durante el camino; bastaba con que les gustase un árbol para que decidiesen bajar allí y conocer. Recorrieron así la costa este de Estados Unidos, llegando como más lejos a Chicago. Sí, el tiempo se les agotó antes de que llegaran al otro lado del continente. Al regresar, en lugar de volver a casa con sus padres y sus hermanos, Cass decidió mudarse, alejarse de su familia aunque sea de momento, de lo cual hará ya un año.

entrevista
censo poblacional 2014
» ¿QUÉ OPINAS DE LA POLÍTICA EN HOLYWELL?
Ah, pues, Bernard Johnson es atractivo, ¿no crees? –ríe– Dejando eso a un lado, soy de derecha, es decir, desciendo de los Leavold, ¿podría esperarse otra cosa de mí? Pero no es sólo por mis genes que los apoyo, verdaderamente creo que Holywell está estancado con tantas tradiciones y mentes cerradas. No vendría mal un poco de, no sé, América, si es que me entiendes. A veces me da la impresión de que Holywell es la Inglaterra monárquica moderna, o sea, si la monarquía aún estuviese vigente con el poder absoluto y este fuese un reino, toda su extensión sería como Holywell. Ah, no me prestes atención, la verdad es que no tengo idea ni de historia ni de política, ¡estudié matemáticas!  

» ¿TU CIUDAD/LUGAR EN EL MUNDO?
Wherever the music takes me, kitten. No sé, no hay ningún lugar del que pueda decir que pertenezco. O tal vez sí, ¿la estación de trenes cuenta? Adoro ese lugar, ver a la gente que se va y a la que viene... no tiene precio.

» ¿EL MEJOR RECUERDO DE TU NIÑEZ?
Cuando mis padres nos llevaron unos días a Reading, la capital del condado. Debo de haber tenido... –hace cálculos matemáticos en su mente, luego cuenta con los dedos– unos diez años. No es que sea una ciudad de última generación, de hecho se queda muy atrás comparada con Estados Unidos, pero me encantó. Tal vez fue salir de lo usual, pero recuerdo que quedé encantada. Es más, cada vez que tengo que salir de Holywell por algo paso por allí, sólo para rememorar aquellas épocas en las que la Navidad era lo que más le preocupaba. Tampoco es que sea la más responsable, pero creo que entiendes mi punto.

» ¿CREES QUE EL AMOR DE TU VIDA ESTA CERCA? ¿O TE DA IGUAL?
¿Eso es medible? Es decir, el amor es algo abstracto, no tangible, si no puedes tocarlo ni verlo entonces no puedes establecer la distancia que hay de ti a él, sería una aproximación hecha sin fundamento matemático, un escándalo. ¿Qué? ¿Soy la única que ve el error en esa pregunta?

» SI TE CONCEDIERA UN DESEO AHORA MISMO ¿QUÉ PEDIRÍAS?
Taco Bell. Un Taco Bell gigante en medio de la ciudad. He tenido la oportunidad de viajar a América y conocer ese paraíso, no puedo creer que aquí en Holywell nos lo perdamos.

otros datos
:: Tiene la manía de andar en calcetas en su casa. Nada de zapatos o pantuflas, ella se calza sus medias y vive feliz patinando de un lugar a otro.

:: Aunque no sea buena para ello, adora ir de compras al supermercado. Se pasa horas allí cada vez que va, recorriendo todos los estantes y fijándose qué hay de nuevo, aunque no suele comprar nada que no sea estrictamente necesario.

:: Suele ponerse de mal humor pasada la medianoche. Es como si sus veinticinco años se le viniesen encima y le rogasen por irse a dormir en lugar de seguir despierta.

:: Es una cantante terrible, pero no tiene reparos en cantar a los gritos en medio de la calle siempre que alguien lo haga con ella ya que es vergonzosa en ese sentido.

:: Colecciona revistas, Vogue y Elle están siempre a la orden del día y en cuanto las consigue corre a su casa para leerlas. Luego las deja en un rincón de su habitación que tiene destinado para las revistas, que consiste en una pila de física dudosa y que parece a punto de desmoronarse.


Tabla HTML creada por Guisante Blanco exclusivamente para Holywell City RPG ©Todos los derechos reservados.
avatar
Cass M. Rogers
Descendiente de Fundadores.
Descendiente de Fundadores.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cassandra M. Rogers

Mensaje por E. Otis Fitzgerald el Dom Feb 16, 2014 12:00 pm

FICHA ACEPTADA
¡BIENVENIDA A HOLYWELL CITY! ¡ESPERAMOS DISFRUTES DEL FORO!
avatar
E. Otis Fitzgerald
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.