Conectarse

Recuperar mi contraseña



¿Tienes alguna duda personal? ¿Ha surgido un problema? ¿Algo no te ha quedado claro? ¡Comunicate con el staff! No tenemos problemas en ayudarte, para eso estamos.







En Holywell City, ubicada en el condado de Berkshire en Inglaterra, el cese de las frescas brisas y nevadas anuncia que el invierno ya está terminando. La primavera trae consigo un pequeño aumento de temperatura y el aumento de las lluvias.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Jue Abr 03, 2014 9:53 pm.
2gy82za.jpg


Hombres:
Mujeres:

D. de Fundadores:
D. de Ciudadanos:
D. de Extranjeros:

Flia. Leavold:
Flia. Hansen:
Flia. Miller:
Flia. Farrimond:

Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Mensaje por Noelle P. Duveen el Vie Ene 10, 2014 10:33 pm


Sunday morning start with the dessert

Noelle P. Duveen
Heladeria Ice & Flavor
C. Farid Wright

Domingo en la mañana, y como es costumbre en la familia, Noelle ya estaba levantada desde hace rato buscando la ropa para ir a misa. Como todos los domingos a la mañana desde sus doce años, la chica peleaba con su madre porque ropa utilizar para ir a la iglesia Su madre insistía en que usara un vestido, como toda una dama eso era lo que debería usar; pero Noelle insistía que un Jean y una remera eran una buena elección. ‘‘Una dama no usa jean en la iglesia’’, ese era el argumento de la madre. ‘‘A Dios no le importa como uno va vestido a la misa’’ le respondía Noelle. Todos los domingos era lo mismo. Y todos los domingos terminaban de la misma manera. Noelle llevaba un vestido y punto. Porque no importaba que ya tuviera veinte años, su madre siempre lograba convencerla. Claro, cuando se trataba de ropa. Sus hermanas suelen decir que Noelle le deja ganar para no sentirse tan mal por desobedecerla en todo lo demás.
La misa fue regular. Lo normal en una ciudad como Holywell. Noelle nunca se quejaba de tener a la iglesia, no le desagradaba hacer eso con sus padres. Porque por más que fuera una chica que cree que Holywell necesita un cambio, que necesita progresar, su fe es sagrada y eso no es un cambio en su vida. Su madre y sus hermanas solían burlarse de eso. Pero a ella  nunca le importo. Antes tenía a su padre para apoyarla, diciendo que Noelle elegía su religión como elegía que Holywell necesitaba abrirse al mundo. Su padre. Siempre que entraba a la iglesia de Holywell sucedía lo mismo… No podía evitar recordar la misa por la muerte de su padre. No podía evitar recordar a su padre sentado a su lado sosteniendo la mano de su madre.  Y todos esos recuerdos dolían. Pero por su madre, Noelle simplemente sonreía durante la misa.
Después de misa lo normal era que Noelle y sus hermanas se quedaran esperando que su madre terminara de saludar a todo el mundo, para después ir a su casa a almorzar como familia. Noelle casi siempre era la primera en correr lejos de la iglesia para cambiarse el vestido. Pero siempre esperaba por su madre. Para no perder la costumbre, este domingo la morena se encontraba en la puerta hablando tranquilamente con sus hermanas. Miraba su reloj cada cinco minutos, para luego mirar la puerta esperando que su madre saliera.  Se le estaba haciendo tarde. La tarde anterior había quedado que vería a Farid antes de que cerrara la tienda, pero si su madre seguía tardando tanto llegaría cuando la tienda ya estuviera cerrada.  Y eso la molestaba. No había nada que odiara tanto como la impuntualidad. Por un lado se alegraba de no haber quedado a una hora justa con el chico porque así el no estaría esperándola. Pero por otro lado sabía que ya no haría tiempo a cambiarse la ropa.
Su madre salió, por fin, de la iglesia. En cuanto vio la cara de Noelle, recordó que la chica le había avisado que hoy vería a un muy querido amigo. Disculpándose con la menor, le insistió que se fuera en ese momento. Para Noelle era imposible enojarse con su madre, por eso simplemente suspiro y saludándola con un beso en la mejilla se alejó de su familia para ir por su propio camino. Miro su reloj viendo que aún estaba a tiempo para llegar a la tienda. La chica corrió unas pocas cuadras para llegar a su camino. Poco le importaba que llevara vestido, primero que el vestido era solo un dedo por arriba de la rodilla y segundo para ella era peor llegar tarde a que se te vieran las piernas.
Llego un poco agitada a su destino, pero llego justo cuando estaba cerrando. Tomándose unos segundos para estabilizar su respiración por la corrida, Noelle ya estaba más tranquila. Entro a la tienda de antigüedades de su amigo con una gran sonrisa.- Hola tu- dijo la chica saludando a su amigo dueño de la tienda de antigüedades de Holywell. te ayudo a cerrar, así puedo secuestrarte para tomarnos un helado- bromeo la chica apoyándose en la puerta del local.

Noelle P. Duveen
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Mensaje por C. Farid Wright el Dom Ene 19, 2014 7:27 pm


START WITH THE DESSERT.
SUNDAY MORNING

 Ice&Flavor ♦ Noelle
¿Cómo describir un día que siempre era como los demás? Y sobre todo... ¿Cómo explicar que aún con tanta monotonía el castaño había estado satisfecho tras cerrar la tienda de antigüedades? La razón era lo que iba a hacer después del trabajo, eso que le había tenido distraído mientras hacía lo que debía. Había quedado de verse con su amiga Noelle al cerrar el lugar, el plan en si no estaba fijo pero seguro que sería divertido, siempre era así. La castaña era una persona importante en la vida de Farid, era en si su mejor amiga, si, así la podía llamar, sabía que después de su hermana, Noe era la persona en la que más podía confiar. Simplemente las palabras salían cuando ella estaba frente a él, sin esfuerzo y de una manera extraña, involuntaria, como si la chica tuviera un campo de verdad a su alrededor y al acercarse el castaño a ella todo mal salía de sus labios. En pocas palabras ella era como su diario personal.  

Así que paso su día moviendo cajas de un lado a otro, atendiendo clientes, regalando sonrisas y uno que otro encargo que le había pedido el encargado de la librería. Ya que sabía que tal vez no estaría la mayor parte de la tarde era justo que su hermana también se divirtiera así que en cuanto esta le pidió pasar la tarde con sus compañeras de escuela él accedió de inmediato. Ante esto su hermana se extraño y hasta le pregunto el porque de tanta accesibilidad, el castaño comenzó a reír y le menciono que saldría con una amiga, después de que la rubia insistiera en saber con quien iría él menciono que iría por ahí con Noelle, su hermanita quedó satisfecha y salió de la tienda tras darle un beso en la mejilla.

Vaya.— Fue lo único que logro decir Farid al ver a su amiga, ni siquiera había puesto atención a sus palabras, sabía lo que había dicho pero él no podía decir palabra, no hasta unos minutos después. —¿Dónde quedaron tus Jeans?— Río después de un rato haciendo que tanto como su expresión y sus palabras no se tomaran a mal, porque la veía ahí de pie frente a él y se veía muy bien. —Me gusta, lo que traes.— Agrego antes de entrar de nuevo a la tienda y hurgar en una de las cajas que tenía en la tienda. Haría que aquel momento fuera especial, irían a por un helado engalanados y sería especial y único. Cogió un traje de color negro que le había llegado a la tienda de una mujer que argumentaba que la ropa era de su esposo muerto. A él no le incomodaban esas cosas, aunque al ponerse el traje un escalofrío le invadió el cuerpo. Esperaba que su acompañante hubiera entrado tras él o al menos se quedara a esperarlo, ya que había tardado un poco con la corbata que hacía juego con el traje, al final se rindió y fue hasta donde ella se encontraba para pedir ayuda. —¿Podrías?— Sonrío ampliamente mientras se inclinaba frente a ella para que acomodara el corbatín sin saber siquiera si ella podía hacerlo.




Perdón u.u:
Siento haber tardado tanto, he intentado contestar desde hace una semana pero he tenido días tediosos, ni siquiera pude poner una ausencia y venía un rato para que no me sacaran. De aquí en adelante prometo contestar rápido, si después de nueve días ya no quieres responder estás en todo tu derecho. Lo siento de verdad.
avatar
C. Farid Wright
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Mensaje por Noelle P. Duveen el Mar Ene 21, 2014 12:59 am


Sunday morning start with the dessert

Noelle P. Duveen
Heladeria Ice & Flavor
C. Farid Wright

Su corazón aún latía con fuerza en su pecho. Realmente estaba fuera de forma. Había corrido solo un par de cuadras, pero su corazón latía con fuerza como si hubiese corrido una maratón completa.  Se hizo una nota mental en su cabeza de comenzar a correr todos los días. Siempre hacia esas cosas aunque rara vez le hacia caso a sus propias notas mentales. Además ¿cuando tendría tiempo para correr? entre la escuela y el trabajo, apenas si podía verse con sus amigos. Definitivamente tendria buscar otra manera para no terminar totalmente agitada por una pequeña carrera.  Aunque seguramente lo olvidara hasta la próxima vez que tenga que correr unos pocos metros y termine de la misma manera.

Tomó una gran cantidad de aire, intentando estabilizar su latidos, mientras se apoyaba en la puerta de la tienda. La chica miraba a su amigo, que la observaba un poco ido. En seguida maldijo por dentro el no haberse cambiado. Cuando el hizo la pregunta, ella simplemente se encogió de hombros. La misma Noelle lamentaba seriamente el haberse dejado los jeans en su casa.- Ya sabes… en la casa del Señor Jesucristo no entras si no eres una niña elegante- dijo la chico con la voz repleta de ironía. La verdad era que ni siquiera ella entendía porque su madre la obligaba a usar vestido en la iglesia. Aunque si te pones a pensar la mayoría de las mujeres en Holywell usaba vestido o polleras largas para asistir a misa. Por lo que se imaginaba la cara de la señora Mitchell si la llegaba a ver en jean, era un gesto bastante épico y digno de fotografía. La muy tradicional Holywell pensó la chica mientras soltaba un suspiro.- Gracias- dijo con una sonrisa a a Farid cuando le dijo que se veía bien.  Aprovecho y entró tras él a la tienda.
Mientras esperaba por el chico Noelle miraba la tienda de manera curiosa. Siempre había cosas ‘‘nuevas’’ en la tienda. Lo que era bastante irónico ya que era una tienda de antigüedades, por lo que las cosas nuevas no eran realmente muy, valga la redundancia, nuevas. A Noe siempre le habían gustado las cosas antigüedades, se diviertía inventando historias para cada uno de los artefactos.  definitivamente le pertenecía a un viejo soldado que le dejo esto como recuerdo a su esposa, y ahora la mujer se va a casar,por eso lo vende para olvidar a su antiguo amor aseguraba la chica de un viejo reloj de bolsillo que llevaba unas iniciales grabadas.  Sus ojos seguían vagando por la tienda justo cuando su amigo salió vestido con un traje. Noelle no pudo evitar reír divertida al verlo de esa manera. El se acerco a ella pidiéndole le ayude con la corbata. Era una suerte que Noelle hubiese pasado horas viendo a su madre hacerle el nudo a su padre, hasta que luego era ella misma quien lo hacía. Sonriendo divertida tomó los retazos de la tela acomodandolos en el cuello de su amigo. Sus manos trabajaban de manera natural haciendo el nudo perfectamente.- eres genial ¿sabias?- le dijo la chica divertida mientras hacía su trabajo. Solo una vuelta mas y…- listo- dijo la chica una vez terminado su trabajo- te ves guapo- agrego guiñandole un ojo con coquetería mientras se alejaba.

Noelle P. Duveen
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Mensaje por C. Farid Wright el Miér Ene 22, 2014 9:53 am


START WITH THE DESSERT.
SUNDAY MORNING

 Ice&Flavor ♦ Noelle
El castaño sonrío con amplitud mientras ella anudaba su corbata, una de las cosas que le gustaba de Noelle era esa dedicación y tranquilidad que tenía al hacer algunas cosas, aunque siempre era un torbellino sabía que ella también hacía lo posible por bajar el paso e ir al lado del castaño. En muchas ocasiones el castaño imitaba aquel entusiasmo en ella y lograba hacer cosas que jamás imagino y eso era lo mejor de su amistad, que le ayudaba a ser una persona que él creía olvidada. Siempre recordaba a su madre cuando estaba con la castaña, porque era una chica llena de vitalidad. Aveces esto le entristecía pero no dejaba que esto lo invadiera porque no quería perder los pocos momentos que tenía con su amiga.

Eh pensado en contratar a alguien en la tienda, así podrías secuestrarme cuantas veces quisieras.— El castaño estaba cerrando la tienda cuando ambos salieron de esta, había solo una puerta así que tenía que poner una vieja cadena con un gran candado, no había cambiado la cerradura porque era un recuerdo de su padre aunque no le convencía del todo estar teniendo que liarse siempre con la llave. Lo de la contratatacion era cierto, lo había sopesado las últimas semanas y mientras su vida social iba en aumento sus ganas de pasar menos tiempo en la tienda, al menos para salir eran mayores. Camino junto a la castaña hasta la heladería, incluso se atrevió a tomar su mano y correr con ella.

Ambos de traje parecía que iban a una fiesta de ricos, de esas donde solo sirven vino de buena calidad y los aperitivos son diminutos y deliciosos. —Creo que tu madre debería verme, ahora no soy un harapo como ella suele decir. Pienso que si no tuviera trabajo también pensaría que soy un vago que te encontraste en la calle y que hiciste amistad conmigo para hacerle rabiar.— El castaño bromeo soltando una carcajada al escucharse, estaba consciente de que la señora Duveen no era la persona más agradable e incluso si fuera un poco más joven le daría miedo, pero tenía esa clase que solo los ciudadanos de Holywell podían tener además de que le gustaba la relación que tenía con su hija, se veía que la quería y verlas discutir era divertido porque solo eran pequeños desacuerdos pero estos las unían.

avatar
C. Farid Wright
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Mensaje por Noelle P. Duveen el Miér Ene 22, 2014 7:09 pm


Sunday morning start with the dessert

Noelle P. Duveen
Heladeria Ice & Flavor
C. Farid Wright


La castaña se había quedado perdida en sus recuerdos. Había anudado la corbata de su padre un millón de veces, mientras que el sonreía diciendo que algún día aprendería. A Noelle jamás le había molestado hacerlo, por el contrario, ella simplemente sentía que era otro momento de padre-hija muy común en ellos dos. Momentos que ya no se repetirán. Ya no había nadie en casa para que ella anude su corbata y eso la entristecía un poco. Pero no, hoy no era un día melancólico, sino era un día para disfrutarlo con su amigo. Por eso la chica sacudió su cabeza intentando alejar cualquier pensamiento que la entristeciera.  Sonrío tranquilamente mientras esperaba que su amigo cerrara la tienda.  La sonrisa era natural, lo bueno de salir con Farid era que no tenía que fingir para nada como se sentía. No se veía obligada a dibujar sonrisas de compromiso, ni modales de etiqueta, para nada con él podía ser como era ella realmente sin dar explicaciones. Podía disfrutar muy tranquilamente de su libertad.

- Eso sería genial- dijo la chica de manera sincera, animada por la idea de poder verse un poco más con Farid. - Ya sabes harias dos buenas acciones con eso, ayudarias a una pobre alma a recibir dinero, y también estarás ayudandome a que me metan a la cárcel pronto por tanto secuestro- dijo divertida Noelle, bromeando sobre la idea de el chico. Siendo sincera completamente, le encantaba la idea. La idea de que su amigo no se vea tan atrapado por la tienda era excelente.  Porque aunque la tienda fuera importante para su amigo por el valor sentimental, cosa que Noelle entendía perfectamente, tampoco era justo para él siendo tan joven que se pierda un poco de sus amistades por trabajar.  Noelle tenía que hablar con la hermana del chico, para que juntas pudieran convencerlo totalmente de aceptar a alguien más trabajando en la tienda para él.
Noelle no podía evitar sonreír al ver la cara de la gente que los veía pasar. Los dos estaban bien vestidos, como si fueran a una de las fiestas de sociedad, pero sin embargo en lugar de ir en los elegantes coches ambos iban caminando y corriendo como si fueran niños.  Con sus manos juntas corrían para llegar a la heladería, mientras cruzaban las calles de la ciudad.  Ambos se frenaron unas cuadras antes de llegar al ansiado destino. Noelle se arregló un poco el vestido negro, si su madre la hubiese visto correr ya estaria a los gritos. De seguro Sophie estaría chillando por la actitud infantil de Noe; mientras que Aly solo estaría preguntandose como no se quebró un pie corriendo con zapatos. Pero lo bueno era que ninguna de ellas estaba ahí para decirle algo. Cuando su amigo sacó a colación el nombre de su madre, enseguida Noelle comenzó a reír junto con el chico. Podía imaginarse perfectamente a su madre adulando a su amigo, después de tantas veces haberlo criticado. Después de todo la madre de Noelle era una mujer de sociedad. - Oh si te viera así, y supiera tienes a alguien trabajando para ti, serías todo un burgués. Ella te invitaria a sus fiestas e insistirá en que tu y tu hermana entren al ‘‘círculo’’ dijo la chica riendo recordando como su madre se quejaba cuando su padre y ella insistían en ayudar a la familia de Farid. - Por Dios, te obligaría a ir a la iglesia para conocer una buena cristiana- agregó imaginandose toda la escena y sin poder aguantarse la risa- Además aunque no te vea asi ella ya te amaria por hacerme usar vestido una mañana entera- dijo mientras se señalaba a sí misma y realizaba una pequeña reverencia digna de la realeza.- Debes tener cuidado, una vez que entras al círculo te vuelves más viejo y no puedes salir- dijo con la voz llena de fingido miedo.

Noelle P. Duveen
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Sunday morning start with the dessert|| C. Farid Wright

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.