Conectarse

Recuperar mi contraseña



¿Tienes alguna duda personal? ¿Ha surgido un problema? ¿Algo no te ha quedado claro? ¡Comunicate con el staff! No tenemos problemas en ayudarte, para eso estamos.







En Holywell City, ubicada en el condado de Berkshire en Inglaterra, el cese de las frescas brisas y nevadas anuncia que el invierno ya está terminando. La primavera trae consigo un pequeño aumento de temperatura y el aumento de las lluvias.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Jue Abr 03, 2014 9:53 pm.
2gy82za.jpg


Hombres:
Mujeres:

D. de Fundadores:
D. de Ciudadanos:
D. de Extranjeros:

Flia. Leavold:
Flia. Hansen:
Flia. Miller:
Flia. Farrimond:

Give me a shot at the night → the pack

Ir abajo

Give me a shot at the night → the pack

Mensaje por Julie G. Froissart el Dom Ene 05, 2014 12:07 am

Viernes por la noche; 23 horas.

Sabía que ofrecerle a Wes un trago, era ofrecérselo a la manada de lobos sedientos de alcohol también, lo cual realmente no solía molestarle. No le molestaban en lo más mínimo esos tíos, alguno solía sacarla de sus casillas de vez en cuando, pero en realidad la hacían volver a lo que realmente era. Julie jamás destacó por su comportamiento educado o cuerdo, más bien siempre fue la loca, la rebelde y la que acompañaba a los vándalos a hacer graffiti en los puentes. Pero en Holywell la historia es diferente, y no tiene a sus viejos amigos y compañeros de copas, por eso es que esos cinco tíos la hacen volver a sí misma. Beber tragos, escucharlos hablar de tías, reír con ellos, bailar y oírlos desafinar en cada canción que cantan se ha vuelto común en los pocos días que ha pasado en la ciudad. Jamás lo admitirá, pero realmente le gustaba andar con "la pandilla", aunque ella no anda de matona por ahí.

Le había enviado un mensaje a Wes más temprano, dudaba que tuviese algo más interesante que hacer que visitar Jenkins', además invitó a sus amigos, sabía que si no los invitaba, ellos se invitarían solos. No habían propuesto una hora, pero luego de dar vueltas por las tiendas de la avenida esperando que llegara una hora adecuada, ingresó al bar y se llevó una sorpresa al no encontrar a ninguno de ellos allí. ¿De verdad? Todos los días se la pasaban allí, todo el día. Y justo aquel, no.. se les había ocurrido hacer otra cosa más interesante antes. Carraspeó y buscó con la mirada a Sia, pero tampoco estaba. Se encaminó a la mesa más alejada, en la que normalmente ellos se sentaban siempre porque era su mesa. Al menos los haría cabrear un poco antes de divertirse.


We can bring it on the floor
avatar
Julie G. Froissart
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Give me a shot at the night → the pack

Mensaje por Wes F. Robbinson el Dom Ene 12, 2014 6:04 pm

Empujó la puerta con facilidad y la soltó ni bien estuvo dentro. Jenkins'. Ese era el lugar donde más le gustaba estar, sobretodo si estaba con sus amigos, que no le habían respondido aún sus mensajes pero que esperaba que llegasen en algún momento. El aroma típico a hamburguesas y cerveza del lugar lo envolvió como el abrazo de un familiar y dejó de estar parado en la puerta como un idiota para empezar a caminar hacia su mesa de siempre, la que estaba contra la pared. En su andar se desabrochó el abrigo y se quitó la bufanda. El invierno se acercaba a su fin, mas no por eso su madre dejaba de fastidiarlo con que saliera abrigado. Iba tan metido en lo suyo que ni le dio por fijarse en si había alguien ocupando su mesa, pues esa era su mesa y nadie la usaba excepto Wes y sus amigos. Hasta los camareros algunas veces se tomaban el trabajo de decirle a la gente que estaba reservada los fines de semana, ya que sabían que los cinco pasarían por allí en un momento u otro.

Se detuvo de golpe, como quien ve un fantasma, con la bufanda a medio doblar -hecha un medio bollo, mejor dicho- entre sus manos y con una ceja alzada. Julie era una amiga, la hija pródiga de la ciudad que había escapado del dominio francés para volver a sus raíces, pero aún así le molestó bastante verla tan acomodada en su mesa. - Estás en mi lugar. - dijo, en un intento de disimular su disgusto. La chica era de la clase de personas con las que Wes amaba tomarse el pelo, por lo que cualquier punto débil -llámese disgusto, fobia, inquietud- era motivo de diversos tipos de bromas y provocaciones. Sin embargo, lo que le había dicho era cierto, estaba en su lugar. O por lo menos en su lugar favorito, donde podía apoyar la cabeza contra la pared y dormir, o simplemente mirar la barra con aspecto de estar durmiendo. - No me hagas retirarte el privilegio de andar con los chicos cool, jovencita. - le amenazó, apuntándola con un dedo para hacerlo más dramático. Luego sonrió y se sentó enfrente de ella, no sin antes darle un manotazo en el hombro a modo de saludo. ¿Quería andar con los muchachos? Pues recibiría el mismo trato que los muchachos. Arrojó la bufanda hacia un rincón de la mesa y tomó entre sus manos la carta, fijándose en la lista de bebidas que el local ofrecía y que ya conocía de memoria. - ¿Qué me dices Juls? ¿Piensas gastar mucho hoy? - la miró con complicidad. Wes, en otras palabras, había hecho que le invitase una cerveza y, como eran amigos, no iba a escatimar con el precio. El costo de andar con la manada, bien podría decirse.
avatar
Wes F. Robbinson
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Give me a shot at the night → the pack

Mensaje por Derek B. Cadwild el Mar Ene 28, 2014 5:01 pm

Rek había entrado a su habitación y sus ojos habían dado con el móvil luciendo tan rápido como si hubiera estado esperando una llamada. En el fondo, lo había estado esperando, era viernes por la noche y aquello significaba salir de casa -aunque Rek tuviera una larga lista de razones, excusas y variantes legales para estar fuera de casa- pero era mucho más emocionante la perspectiva de Jenkins en algún momento anterior a que amaneciera. Con un vistazo al móvil y un teclear rápido, Rek ya sabía que aquella noche empezaría en su amado y más que conocido bar. Y había un añadido al grupo para aquella noche, un añadido que no desagradaba a Rek. Cogió su chupa de cuero y echó mano a la cartera antes de salir escopetado por la puerta de su casa como alma que lleva el diablo. Ni siquiera estaba seguro que Marlene le hubiera escuchado soltar su adiós y de Theodore no había rastro. Rek se tomó unos segundos para comprobar algunas cosas de su moto, que como de costumbre estaba en perfecto estado pero el joven no escatimaba en detalles en aquel tema, y pusó rumbo hacía su antro favorito.

Para su sorpresa, considerando que se creía el que llegaría último, al abrir la puerta del bar solo consiguió localizar a Wes y a la francesa sentados a la mesa. Alzó las cejas para saludar a la camarera de turno y se dirigió hacía el fondo de la estancia con el casco bajo el brazo. Salut!-murmuró en su habitual juego de recordar palabras francesas para su propia manía de irritar a Julie, que Rek no sabía del todo si la irritaba o divertía pero él ya lo había tomado como costumbre que seguir a raja tabla. Luego, acto seguido y tras dejar el casco sobre la mesa, enarcó una mesa. ¿Cómo es que todavía no le has saltado a la yugular por estar sentada en tu lugar?- preguntó en dirección a su amigo mientras se colaba en el asiento al lado de la francesa. ¿Por eso nos está invitando esta noche?- surigió Rek con una sonrisa perfectamente ladeada mirando de uno al otro, como si aquello pudiera comprarse. La perspectiva de no tener que poner todavía un duro encima de la mesa por una consumición, que Rek ya había comentado más de una vez que el bar debería de servirles gratis un fin de semana al mes por ser regulares, se le hacía la mar de interesante. Se recostó contra el asiento haciendo gala de lo cómodo que le era el lugar.

Derek B. Cadwild
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Give me a shot at the night → the pack

Mensaje por Julie G. Froissart el Miér Ene 29, 2014 1:40 am

No tardó en llegar un camarero a su mesa, a quien le pidió una cerveza fría.. que no se olvidase de que fuese fría, que era algo importante. El ambiente estaba calmado, en parte, y eso ayudó a que el chico regresara rápidamente con su bebida.. fría, como ella la había pedido. Bebió un trago de cerveza y giró su torso para observar el escenario del karaoke por unos instantes, ese sería el lugar donde Wes sufriría aquella noche. Y hablando de Roma.. Julie volvió a girarse y alzó la mirada hacia el castaño semi-cabreado que tenía delante — Qué dramático, Robbinson. No te quitarán el título de macho alfa por no sentarte en tu lugar.. que, por cierto.. yo no veo el nombre por ningún lado. — Admitió burlándose claramente de él, levantando su trasero del asiento y buscando por todos lados el nombre de su presunto dueño. — ¿Y dónde están los chicos cool? No veo a ninguno. — Aquella guerra de ver quién picaba más al otro terminaría mal, lo presentía, aunque la sonrisa de Wes decía lo contrario. — Yo ya he comenzado. — Musitó jugueteando con el vaso de cerveza entre sus manos, el cual claramente Wes había visto con anterioridad, a no ser que fuese ciego o algo. Alzó las cejas, esperando que se decidiera por algo que estuviera en aquella carta.

¿Había escuchado una palabra francesa? Claro que sí, Derek estaba allí y llegaba con el cabello más alborotado que de costumbre, suponía que por el casco de su moto. — Bonne nuit compagnon, avez-vous combattu avec une brosse? Tu cabello de verdad está desastroso— Su acento francés era perfecto y el inglés bastante bueno, hablar dos lenguas completamente diferentes se le daba bastante bien. Entrecerró los ojos al oírlo hablar sobre el dichoso asiento, ¿de verdad eran tan infantiles? Hizo espacio para que el castaño se sentara a su lado y se levantó un poco, alzando su mano en el aire para llamar la atención del camarero que le había atendido anteriormente. — Os estoy invitando porque tengo un gran corazón.. y dinero. — Para aquel entonces el empleado ya estaba nuevamente en su mesa. — Mis amigos quieren pedir algo más. — Musitó con una sonrisa radiante en los labios. ¿Estaba flirteando con el tío? Quizás. Wes y Derek no eran exactamente su clase de tíos, y si aquello terminaba pronto, siempre era bueno tener un plan b.


We can bring it on the floor
avatar
Julie G. Froissart
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Give me a shot at the night → the pack

Mensaje por Wes F. Robbinson el Miér Ene 29, 2014 5:04 pm

Frunció los labios cuando Julie se burló de él. - Ah, pero mira qué casualidad... - dijo, buscando en los bolsillos interiores de su chaqueta. Extrajo un bolígrafo que debía de haberse olvidado allí cuando terminaron las clases del día y lo sostuvo en alto entre ellos. - En cuanto consiga que saques tu precioso trasero de allí, mi nombre va a estar en todas partes. - anunció sonriendo. Guardó el bolígrafo, porque si lo dejaba fuera de su lugar de seguro lo perdía. No porque tuviese planeado beber hasta olvidarse los principios de la arquitectura moderna, sino por otros muchos motivos que eran más lógicos, como que todos los bolígrafos se le perdían si los dejaba fuera de vista. - Y ya me había dado cuenta de que ya habías comenzado. - Wes había visto el vaso de cerveza antes de ver siquiera a Julie; cuando estaba en Jenkins', sus radares para detectar cerveza se potenciaban al cien por ciento. - Permíteme. - cogió el vaso y le dio un buen trago, sin darle tiempo a su amiga de que adivinara de qué iba aquello. - Pediste una buena. - comentó, devolviendo el vaso a su dueña.

No tuvo tiempo a decir nada más, porque en ese momento Rek apareció, saludando en francés -o lo que a Wes le parecía francés-, y a lo que el muchacho respondió con un asentimiento de cabeza. - Voy a desquitarme, voy a desquitarme. - dijo, como si no hubiese más remedio que aquel. Estaba tremendamente molesto porque Julie se había sentado en su lugar, y más aún porque encima se había burlado de él. ¿Esperaba sacarse barato el trago que le había invitado? Los miró a ambos durante el intercambio de palabras francesas, de las que Wes no entendía ni los puntos seguidos. Era lo único que podía hacer cuando les daba por hablar en otros idiomas, mirarlos y esperar a que alguno tradujese lo que hablaban, porque no pensaba molestarse en aprenderlos. El acento americano de por sí le producía un rintintín en los oídos, ni hablar de lo mucho que le jodían las otras lenguas. Se fijó, entonces, en el cabello de Rek, que a ojos de Wes parecía que hasta había pasado por la peluquería. ¿De verdad iba despeinado? Se encogió de hombros, nunca entendería esa obsesión que tenían algunas por el cabello. El mesero apareció y miró a Julie, que hablaba en esos momentos. Wes tenía esa costumbre de mirar a los que hablaban, porque así podía seguir mejor el hilo de la conversación. Motivo por el cual no pasó por alto la sonrisa que su amiga acababa de dedicarle al camarero. Ajá, Julie quiere tirarse al camarero, fue su primera conclusión al respecto. Y no es que fuese a juzgarla por aquello, ella era libre de hacer lo que quisiese. - Yo quiero una cerveza de la mejor que puedan darme. - dijo. Estuvo a punto de añadir que también fuese de la más costosa, pero se abstuvo, porque supuso que la mejor cerveza implicaría algo más del dinero habitual. - Y que esté fría, fría como el mismísimo Infierno. - ¿Exagerado? Tal vez, pero a veces hacía falta serlo para que la gente entendiese que querías tu bebida fría y no a temperatura ambiente.
avatar
Wes F. Robbinson
Descendiente de Ciudadanos.
Descendiente de Ciudadanos.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Give me a shot at the night → the pack

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.